martes, 2 de julio de 2019

QUIEN QUIERA SER GRANDE, QUE SIRVA A LOS DEMÁS


Sergio Tíscar
Delegado de pastoral

Participación del delegado de Pastoral, Sergio Tíscar, en el Acto de Clausura para la XXI Promoción de Técnicos en Gestión Administrativa y la V Promoción de Técnicos Superiores en Asistencia a la Dirección, celebrado el pasado, 26 de junio.


Desde el departamento de Pastoral queremos felicitaros por haber llegado hasta aquí y empezar una nueva etapa en vuestra vida como titulados. Sin embargo, como bien sabéis, ni es un punto final ni se trataba sólo de llegar, si no también de disfrutar del camino. 


Muchos de vosotros lleváis aún la pulsera con el lema de Líneas de Fuerza de este curso “Es para ti”. Con este lema se quiso apelar a las interpretaciones individuales que cada uno hacéis de las llamadas que Dios nos plantea en la vida y hoy, que es un día propicio para hacer balance, podemos decir que habéis dado una respuesta satisfactoria a todas nuestras propuestas. ¿Las repasamos?

  • CELEBRACIONES como la de Navidad, la Semana Ignaciana o la de nuestro patrón, San Alonso donde participasteis y colaborasteis en la organización con excelencia. 
  • CONVIVENCIAS, empezasteis a quereros como hermanos. 
  • VOLUNTARIADO Y CAMPAÑAS DE SOLIDARIDAD, que se convirtieron en momentos donde cada uno de vosotros daba de corazón lo mejor de sí mismo para otras personas.
  • SESIONES DE FORMACIÓN HUMANA, donde os escuchasteis los uno a los otros y lo que es más importante, donde tuvisteis un espacio verde para escucharos a vosotros mismos.
  • PROYECTOS MIRA como "Quin berenar" o "Stolpersteine" donde demostrasteis vuestro lado más humano, aprendiendo a la vez que ejerciais una labor social. En el caso de "Stolpersteine", recordando a los deportados a campos nazis e implantando la primera piedra Stolpersteine de Mallorca y en "Quin Berenar", organizando un mercadillo de comercio justo y donando todo lo recaudado para los que más lo necesitan, a través de la Fundación Montesión Solidaria.

¿Y a partir de ahora qué? Seguro que seguiréis atendiendo a muchas llamadas en vuestro día a día y lo haréis bien, porque lleváis la mochila cargada con valores y experiencias que seguro sabréis utilizar de la mejor manera en vuestra vida personal y profesional.

Hoy tendréis una titulación que os convierte en Auxiliares Administrativos o Asistentes a la Dirección, pero uno no es campeón el día que cruza la meta, uno es campeón por la persona en la que se ha transformado y vosotros habéis vivido un proceso de crecimiento académico y personal tal, que sin daros cuenta ya hace tiempo que sois auxiliares y asistentes, pero os pedimos una última cosa, no os conforméis con ser auxiliares administrativos, ni asistentes a la dirección, sed auxiliares y asistentes de personas porque como dijo el Papa francisco no hace mucho, “Quien quiera ser grande que sirva a los demás y no se sirva de los demás”  Os animamos a que desde vuestro entorno más cercano pongáis vuestro granito de arena para construir un mundo mejor.

¡ENHORABUENA A TODOS!




jueves, 20 de junio de 2019

THERE IS NO PLANET B. JORNADA PARA LA CONVIVENCIA Y LA CONSERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE






El pasado 19 de junio disfrutamos de una jornada para la convivencia y la conservación del medio ambiente bajo el epígrafe "THERE IS NO PLANET B".  Los objetivos principales de esta actividad consistían en reflexionar sobre el cuidado de nuestro planeta, aportar acciones que contribuyeran a su conservación y, además, compartir un día lúdico con nuestro alumnado.



El lugar elegido para la actividad fue la Playa de Ciudad Jardín, enclavada en la zona central de la Bahía de Palma.  Una vez allí, siguiendo el plan, iniciamos el día con una reflexión personal y grupal sobre el cuidado de nuestro planeta.

Posteriormente, se realizó la lectura compartida del poema de Arjona Delia titulado "Cuidemos el planeta". 




El mundo se encuentra enfermo.

Agoniza, ya no puede respirar,
Todas sus aguas saben mal…
¡Hagamos algo para poderlo salvar!
---
Antes de que el sistema muera,
pongámonos a trabajar,
busquemos juntos una receta
para nuestro planeta cuidar.
___
Muchos árboles podemos plantar,
concienciemos a las personas,
para el  planeta oxigenar.
___
El papel que ya no usemos,
reciclarlo tendremos.
No morirá ningún árbol
y el planeta cuidaremos.
___
Las pilas contaminantes,
al agua no debemos tirar.
Es un gran daño ecológico
que llevará años limpiar.
___
Si amamos la naturaleza,
debemos empezar a reciclar,
para que en el Planeta futuro
todos podamos respirar.
___
Para que la Tierra no muera,
debemos empezarla a cuidar.
___
Ayudemos a la creación entera
y con ella podremos contar.
___
 www.arjonadelia.blogspot.com
autor del poema Arjona Delia.

Tras la lectura, se realizaron una serie de juegos por equipos que fomentaron el compañerismo entre alumnado de  los diferentes ciclos formativos.

Juegos como "El psicólogo" "El gusano" y "La pelota nadadora" pusieron a prueba la pericia individual y las cualidades del equipo.





Para concluir, a modo de "examen ignaciano" podíamos compartir con los demás, si así lo deseábamos, nuestras sensaciones, emociones o recuerdos del curso que finaliza.  El esquema a seguir era:

-Dar gracias a Dios por…
-Pedir perdón por…

-Compartir un deseo para el futuro...



Destacar la generosidad y confianza del alumnado y del profesorado que nos regalaron expresiones íntimas, cargadas de sentido, que a todos nos conmovieron. ¡Gracias!






domingo, 16 de junio de 2019

CONEXIÓN GALESA CON ERASMUS+

Ricardo Navarro
Coordinador de Programas Europeos dinámico


Fuente imagen: Pixabay.com

País de Gales ha sido, desde los inicios de nuestra singladura europea de movilidad Erasmus+ (antes Leonardo Da Vinci), un destino muy especial.  Tal vez porque fue nuestra primera experiencia de movilidad o por la conexión y el "feeling" que hemos tenido con nuestros socios galeses a través de 12 años de compartir y colaborar en la acogida de alumnos de Ciclos Formativos, tanto de Grado Medio Gestión Administrativa como de Grado Superior Asistencia a la Dirección.


A través de nuestros centros colaboradores en Gales, Colegau Cymru, donde deseo destacar la figura de la coordinadora Sian Holleran por su gran ayuda durante este tiempo, Cardiff & Vale College, College Cambria, y el Sir Gâr College, hemos conseguido que nuestros alumnos y alumnas,  hayan podido realizar parte de sus prácticas formativas en empresas tan distinguidas como Marriot Hotels, British Council, Coleg Wales, Universiad de Cardiff, Cambria College, Cardiff &Vale College, Liberty Residence, James Douglas Consulting, Companies House, Global Response, etc.

Por otra parte, nuestro centro colabora activamente en la acogida y recepción de alumnos procedentes del País de Gales para que realicen sus prácticas formativas en empresas de prestigio de nuestra isla como Porshe, Club de Golf de Son Muntaner, Buffete de abogados Carlos Barceló, BG Hoteles, Hotel Ciudad Jardín, Coorker Ocean Drive, British Council Palma, etc.  Todos ellos han acogido alumnado de Gales de las ramas de Travel & Tourism, Business, Administration y Marketing.



Sirvan estas líneas como un pequeño homenaje  y a modo de agradecimiento a tantos años de colaboración entre nuestros socios galeses y el Colegio Ntra. Sra. de Montesión.

Deseamos seguir caminando juntos durante muchos cursos más en la aventura Erasmus+ que enriquece académicamente a nuestro alumnado y que amplía sus posibilidades profesionales a la par que le aporta maduración personal.    

Sigamos trabajando para aumentar nuestra "conexión galesa". 

sábado, 8 de junio de 2019

MONTITEATRO. NUESTRA COMPAÑÍA DE TEATRO

Marina March 
Ma. Gutiérrez



A las puertas del cierre del curso, hemos querido hacer balance de este año en el que MONTITEATRO ha iniciado su andadura como compañía de teatro de Ciclos Formativos y, a la vez, rendir un humilde, pero muy sentido homenaje al alumnado que con su ilusión y trabajo ha hecho posible esta incursión en las artes escénicas.


Intervención de Marina March:

"Pocas cosas hay más satisfactorias que aquellas que nos suponen esforzarnos, trabajar, arriesgarnos... en definitiva, salir de nuestra zona de confort.  Luego el éxito no es que nos alegre, no, es que somos capaces de saborearlo.

Recuerdo perfectamente el primer día en que todos aquellos interesados en saber qué era lo que M.ª Ángeles y yo tramábamos, llenaron, curiosos, el escenario del salón de actos.  Es cierto que aquel primer día éramos el triple de los que finalmente terminamos conformando MONTITEATRO, pero les quiero agradecer también a ellos hoy, que se acercaran esa mañana, porque fue el primer paso para salir de su zona de confort. 

Escucha activa con los compañeros, respetar turnos de palabra, aceptar las propuestas de los demás, no juzgarnos a nosotros mismos por locas que fueran las ideas que surgía, y mucho menos, juzgar a los compañeros, eran algunos de los conceptos que sobrevolaban en aquellas primeras sesiones de MONTITEATRO, disfrazados de pequeños juegos de improvisación.   Y de nuevo, con cada juego, pequeños pasos para seguir alejándonos de nuestra zona de confort.

Pero lo cierto es que por diversos motivos: académicos, de timidez, de falta de tiempo, o de lo que fuera, poco a poco, fuimos quedando menos, pero fuimos también perfilando nuestra compañía.  Ah, ¿que no lo sabíais? Sí, sois, somos una compañía de teatro.  Escolar, amateur... llamadlo como queráis, pero compañía al fin y al cabo.  Porque una compañía de teatro es un conjunto de actores y técnicos que representan obras teatrales.  Así que nosotros lo somos.   Y por partida doble.  Dos el mismo día y hasta con doble pase.  En serio, no tenemos nada que envidiarles a los grandes de Broadway.

Centrándonos en "Mary Poppins", os confesaré que me sorprendió que pudiendo elegir vosotros el musical a representar, eligiéramos este.  Yo no había nacido cuando se estrenó, así que el reto era para vosotros y para mí.  Vuelvo a daros las gracias por haberme hecho salir de mi zona de confort y por obligarme a reescribir con vosotros, cada una de las escenas que representamos, donde dimos paso a una Mary Poppins 2.0, una Mary Poppins montesinera, una Mary Poppins moderna, que busca que los niños se valgan por sí mismos,  reeduquen a sus padres, o a su madre soltera, y luchadora, como fue en nuestro caso.  Porque nos hemos adaptado a los tiempos con una obra de teatro clásica y la hemos hecho nuestra.

De eso también va el teatro, de ser maleables, de adaptarse a los cambios, de improvisar y vosotros, elenco de Mary Poppins lo habéis clavado.  Desde toñi, que primero fue madre, tía y finalmente una Mary perfecta, como también lo fue Andrea en la representación de Son Moix, hasta el cuerpo de baile, que con cada cambio debía adaptarse a la situciación en tiempo récord y coreografiando nuevas escenas (gracias por eso Ana Belén y Fran), o buscando pargüas ¿eh Paula?  Apolonia venció sus miedos y temores y, finalmente, le dio a Jane una personalidad brutal.  Mariano nos robó el corazón haciendo de Michael con una mezcla de ternura y picardía muy acertadas, y finalmente, Noelia fue la mejor técnico de sonido e imagen que podíamos pedir.

Yo por mi parte, disfruté de hacer todo lo que dejásteis hacer, sufriendo y disfrutando cada momento, adaptándome a vuestras sugerencias y viendo el potencial de esta compañía, pequeña pero matona.  

El teatro es muchas cosas, no solo el tiempo que dura la representación sobre el escenario, sino el trabajo, tiempo y aprendizaje que hay detrás.  Y la amistad que surge, la complicidad, los vínculos que se crean, la escucha, el esfuerzo, la ilusión, las ganas... todo eso es el teatro y todo eso lo habéis conseguido vosotros, elenco de Mary Poppins y elenco de Los Descendientes.

Enhorabuena.  Espero que el gusanillo del teatro os siga tentando a hacer proyectos de este tipo, o al menos, que éste lo guardéis con cariño cada vez que recordéis vuestro paso por Montesión. M.ª Ángeles y yo, no lo olvidaremos. ¡Gracias!" 






Intervención de M.ª Ángeles Gutiérrez:

"Montiteatro, aula de emociones, es la actividad transversal cuyo objetivo principal consiste en el desarrollo de habilidades personales mediante el empleo de estrategias vinculadas al teatro.

El teatro, como experiencia formativa en los adolescentes, supone una excelente herramienta que permite el conocimiento de uno mismo y aumenta la socialización con los demás. 

La comunicación interna y externa se convierte en el eje que conecta con otras capacidades puestas al servicio de la interpretación como son la superación de la timidez, la aceptación personal, la disminución de miedos, el desarrollo de la imaginación..., pero también, y no menos importante, aporta diversión, expresión corporal y una intensa sensación de formar parte de un equipo, que termina convirtiéndose en una gran familia.  

El grupo de chicos y chicas que dieron vida al musical de "Los descendientes", mostraron en todo momento una gran iniciativa y responsabilidad ante el reto. Recordemos que, para todos, era su primera vez. 

Las primeras sesiones de trabajo se dedicaron a la práctica de técnicas extraídas del teatro de improvisación que permitieron el desarrollo de la concentración, expresión corporal, vocalización, cuidado de los detalles y la creatividad.

Aprenderse unos textos es relativamente fácil, interpretar emociones y sentimientos es muy difícil y debo decir que esa cuestión, en lugar de empequeñecerles, les ha hecho crecer.

El recorrido, en determinados momentos, ha sido duro, porque como todo lo que merece la pena y se desea hacer con calidad, no se consigue sin esfuerzo y dedicación.  Hubo muchos momentos de repetición de textos o de expresiones, pero poco a poco, las correcciones dieron paso a las alabanzas y a la satisfacción por los avances que tímidamente se iban sumando. 

Y llegó el día del estreno.  Solo nosotros sabemos el orgullo que sentimos en el momento en el que cientos de niños nos miraban curiosos y se reían con los momentos más cómicos diseñados para ese fin.  No fue lo único que nos sorprendió.  La magia del teatro hizo que parte del público quisiera conocer mejor a los personajes, como si realmente tuvieran vida más allá del escenario.  Nuestros artistas noveles fueron perseguidos, interrogados y entrevistados en los momentos de descanso.  ¡Menudo regalo!

Para finalizar quiero agradecerles a cada uno de los "montis" el regalo de formar parte de la compañía MONTITEATRO.

Camila y Aina fueron las adolescentes más pijas que consiguieron ponernos en situación y mostrarnos de manera magistral que los prejuicios condicionan terriblemente nuestra relación con los demás.

Jonay representó a la perfección el personaje del príncipe ya que supo combinar respeto y humildad con una gran responsabilidad.

M.ª Antonia nos hizo reír con su particular interpretación de la prepotente novia del príncipe. Su vis cómica nos alegró el día a todos.

De Alba destacaría que fue capaz de imprimir el carácter que el personaje requería, dándole vida y reconociendo en él algunas de nuestras actitudes más complejas.  

María, la dulce María, nos hizo creer, como si de una profesional de las tablas se tratara, que la magia existía y llevada de la mano del ego, sufrimos con ella su desdicha.

Nico, el gran entrenador.  Su personaje, perfectamente acoplado a sus cualidades personales, consiguió que volviéramos a confiar en la máxima que dice que en equipo somos mejores.

El personaje de Danilo evolucionó durante los ensayos.  Pasó de ser un tímido alumno a elevar sus expectativas de logro.  Sin duda, Jail será, ya para siempre, su álter ego.

A Andrés deseo agradecerle la generosidad de mostrarnos su gran sensibilidad.  Nos cautivó a todos y con él, dejamos de temer expresar nuestras emociones.  La obra adquirió autenticidad con su presencia. 

A Henola deseo expresarle mi reconocimiento y admiración por lo difícil que resulta interpretar un personaje diametralmente opuesto a nuestras cualidades.  Su logro consistió en salir de sí misma y construir otra vida.  

A Andrea reconocerle que le tocó interpretar un personaje difícil, ambiguo.  La construcción del mismo fue muy compleja durante los ensayos, pero llegado el momento, fue uno de los más aplaudidos, su entrega obró el milagro.

Marina y Sabina, de manera constante fueron adquiriendo confianza en sí mismas y aportaron al equipo su espíritu crítico evidenciando que habían interiorizado el objetivo común y que colaboraban en la mejora de todos. 

Y para finalizar, destacar la labor de Noelia.  Se convirtió en una pieza central del equipo. Sin su creatividad y capacidad de trabajo no se hubiera obtenido el mismo resultado.  Es obvio que Noelia tiene luz propia.  Brilla sin focos.

A todos nuestros montis, ¡muchas gracias!"





viernes, 31 de mayo de 2019

ESPAÑA EN LA UE DURANTE LA CRISIS ECONÓMICA Y FINANCIERA

Martí Vives
Profesor Dinámico


A diferencia de lo acontecido en las últimas elecciones generales, muchos alumnos de nuestros Ciclos Formativos se han mostrado ciertamente apáticos o indiferentes ante las elecciones europeas del pasado 26 de mayo. No obstante, ¿es importante la elección de nuestros eurodiputados? ¿Influyen sus decisiones en nuestra vida cotidiana?


Como ya se explicó en la entrada “España en la Unión Económica y Monetaria Europea (UEM)” la entrada de España en la UEM ha sido realmente positiva para el conjunto de la ciudadanía. Además, las intervenciones de los organismos supranacionales europeos han sido claves para nuestros intereses durante los años de crisis.
Así, y con la voluntad de arrojar algo más de luz sobre el papel de las principales instituciones europeas durante los durísimos años de crisis económica y financiera, les invito a leer esta nueva entrada.

La crisis económica y financiera en España

La aparición en escena de la crisis financiera internacional significó un verdadero revés para la economía española. Así, el PIB de España en 2008, que venía de crecer a un ritmo del 3,6% en el año anterior, descendió un 3% entre julio y septiembre, llegando a alcanzar un ritmo de caída del 6,3% en el primer trimestre de 2009. Los principales factores explicativos de este descenso son el drástico ajuste del sector inmobiliario y la creciente debilidad de los principales componentes de la demanda interna a partir de 2008, intensificados con el endurecimiento de unas condiciones de acceso al crédito que deprimieron, aún más, el consumo y la inversión. De hecho, seis trimestres consecutivos de caídas del PIB comportaron que la tasa de desempleo aumentase de forma vertiginosa, superando ya a principios de 2010 el 20%.



Superada esta primera etapa de la crisis, España trató de encauzar la senda de la recuperación, aunque las dificultades que debía afrontar eran cuantiosas. En primer lugar, el sector privado (familias, empresas y bancos) mantenían un nivel de endeudamiento significativamente elevado, provocando que el consumo, la inversión y el crédito disminuyesen cuando más deseables serían para una recuperación rápida de la economía.

Por otro lado, el déficit público se disparó a partir de 2007. De este modo, la estructura de gasto aumentó de forma desproporcionada en relación al nivel de ingresos públicos. Así, la excesiva inversión en infraestructuras, muchas de ellas de cuestionable utilidad pública y rentabilidad económica, sumada a una repentina caída de ingresos (fuertemente acentuada por el frágil sistema impositivo español -muy dependiente de los impuestos indirectos-, el aumento del desempleo, la caída del consumo, los planes de estímulo y los costosos rescates bancarios), provocó un importante déficit fiscal.
De hecho, como consecuencia de los persistentes y elevados déficits primarios acumulados, financiados a través de la emisión de bonos soberanos, la ratio de deuda pública sobre el PIB, de acuerdo con el Protocolo de Déficit Excesivo (PDE), llegó a situarse en el 84% del PIB en 2012, el doble del nivel existente pre-crisis. Por si fuese poco, el endeudamiento público siguió creciendo, llegando a rebasar el nivel del 100% del PIB en 2014.

Asimismo, la crisis había dejado un enjambre de activos inmobiliarios improductivos (viviendas, oficinas y naves industriales vacías) que solo la intermediación bancaria podía traspasar a manos que les diesen un uso productivo. Y ello parecía especialmente difícil a la vista del delicadísimo momento que vivía el sistema financiero. De este modo, banca y cajas padecían una fuerte crisis de balances, tanto por el lado del activo como del pasivo. En consecuencia, éstas poseían un gran número de activos que debían ajustar a la baja y transferirlos, como ya hemos dicho, a otras manos. Por lo que respectaba al pasivo, el elevado nivel de endeudamiento les obligaba a afrontar una política de despalancamiento y capitalización que no se atisbaba nada fácil. Simultáneamente, banca y cajas tenían que  llevar a cabo un proceso de reestructuración que eliminase los excesos de capacidad instalada acumulados durante los años de bonanza.

En este contexto y ante las severas dificultades por las que pasaban ciertas entidades de crédito, fue imprescindible la intervención del Estado. Así, en junio de 2009 se constituyó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con el fin de contribuir a reforzar los recursos propios de las entidades de crédito y gestionar los procesos de reestructuración de las entidades en problemas. En conjunto, las intervenciones realizadas por el FROB supusieron un aumento del déficit de las Administraciones Públicas de 5.136 millones de euros en 2011 (un 0,5 % del PIB) y de 38.343 millones de euros en 2012 (un 3,7 % del PIB). Adicionalmente, las operaciones del FROB generaron un efecto, en este caso solo sobre la deuda pública, de 9.750 millones de euros en 2009, de 2.809 en 2011 y de 6.369 en 2012.

Por último, la crisis también evidenció un mercado de trabajo con graves rigideces en la contratación y la negociación colectiva, cosa que no favorecía la adaptación de las plantillas a través de vías alternativas al despido. Tampoco facilitaba la reasignación de trabajadores en paro desde actividades en declive (como la construcción y la obra pública) a otras con posibilidades de expansión (como la exportación).

En resumen, todas estas adversidades, con especial hincapié en la elevadísima tasa de paro, el elevado endeudamiento neto del sector privado, el enorme stock de activos inmobiliarios improductivos acumulados y el vertiginoso crecimiento del déficit y endeudamiento público, hizo replantearse a los inversores en deuda española de la capacidad de crecimiento y retorno de sus obligaciones financieras.

Ayuda recibida durante la crisis económica y financiera

Pese a los múltiples beneficios conseguidos por ser parte de la UEM, ello comportaba, no solo renunciar al uso del tipo de cambio como herramienta de política económica, sino también la pérdida del control sobre el comportamiento del crédito en la economía interna. De este modo, la política monetaria del BCE fija los determinantes de la expansión crediticia a escala global del área, pero la distribución de esta entre los distintos países miembros resta en manos del comportamiento de los intermediarios financieros en su relación con los demandantes finales de financiación.

En España, la crisis económica y financiera se agudizó profundamente a raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria, pues se erosionó gravemente la estabilidad de un segmento significativo del sistema bancario. Además, dada su elevada exposición al riesgo inmobiliario y su alta dependencia de la financiación mayorista en los mercados financieros internacionales, la percepción de la economía española se vio muy deteriorada.

Pese a que la decisión del BCE de articular un programa de compra de bonos garantizados estaba especialmente dirigida a facilitar la transmisión de impulsos expansivos hacia el sistema bancario, el debilitamiento de éste no permitió que la relajación de las condiciones monetarias instrumentada por el BCE se transmitiese adecuadamente hacia la economía española, y lo que empezó siendo un ajuste cíclico de la expansión crediticia terminó transformándose en una rápida e intensa contracción del crédito disponible.

Las dificultades financieras específicas de la economía española se vieron acentuadas por la emergencia de los problemas estructurales del mercado de trabajo, que no solo erosionaron las bases de sostenimiento de la demanda interna, sino que perjudicaron también la percepción de la economía española en el exterior.

A pesar de ello, España se puso a la cabeza de los países avanzados en el recurso a los estímulos fiscales. El seguimiento de las recomendaciones de los organismos internacionales en esta dirección no tuvo en cuenta suficientemente la debilidad estructural que subyacía a la situación de las finanzas públicas, por lo que en el plazo de dos años se produjo un giro en la posición fiscal de más de 13 puntos del PIB a la vez que se disparaba la deuda pública, haciendo crecer la vulnerabilidad financiera de la economía española frente a las perturbaciones exteriores.

Como resultado de todo ello, el alivio de las políticas de expansión monetaria aplicadas por el BCE frente a la recesión apenas se hizo sentir sobre la economía española, donde la presión financiera y la contracción crediticia se incrementaron y acentuaron su impacto restrictivo sobre el gasto, la actividad y el empleo. Todo ello emergió en la forma de la llamada «crisis de la deuda soberana», la cual precipitó una recaída en la recesión y puso al límite la supervivencia del euro, planteando retos de inaudita trascendencia a la capacidad de actuación del BCE.

Con la aparición de la crisis de la deuda soberana, la pertenencia a la Zona Euro dejó de ser un elemento igualador de los tipos de interés y los mercados financieros expresaron, mediante la contundente ampliación de los diferenciales, la desigual confianza sobre cada país. En consecuencia, se pasó a un nuevo escenario donde cada economía debía soportar un coste de financiación de su deuda en función de su reputación y de la confianza que transmitía a los mercados internacionales de capitales.

Para atender la crisis de la deuda soberana y las dudas sobre la supervivencia de la moneda única,  el BCE se vio abocado a desplegar un amplio repertorio de innovaciones en el campo de las medidas de política monetaria, tanto convencionales como, sobre todo, no convencionales.

El terreno más complejo fue el de la intervención del BCE en los mercados de valores con el objetivo de reparar el canal de transmisión de la política monetaria, muy dañado como consecuencia de la crisis de la deuda soberana. En mayo de 2010, el BCE decidió aprobar el Programa para los Mercados de Valores (SMP), que consistía en la compra de deuda pública en el mercado secundario de aquellos países que sufrían presiones especulativas en sus mercados de bonos. Este programa tuvo dos fases de actividad. La primera, en 2010, centrada en los rescates de las economías griega, irlandesa y portuguesa; y la segunda, en el verano de 2011, con mayor protagonismo para Italia y España, pues los riesgos de contagio a estas economías aumentaban por momentos. No obstante, y pese a sus buenas intenciones, su naturaleza monetaria limitó en gran medida su alcance.

En España, el momento más crítico se vivió en el verano de 2012, cuando las dudas sobre la economía española se habían disparado con la revelación de las elevadas cifras de déficit público así como por el agravamiento de la crisis bancaria tras la nacionalización de Bankia y el anuncio de un programa de asistencia financiera europea para la recapitalización de la banca española. En este sentido, el Gobierno español se vio forzado a crear la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) como condición sine qua non para la obtención de ayuda financiera por parte de sus socios europeos.

En cualquier caso, la respuesta del BCE fue contundente. Su presidente, Mario Draghi, anunció que haría todo lo que fuera necesario para salvar al euro. El anuncio fue seguido del diseño del nuevo Programa de Operaciones Monetarias de Compraventa (OMT), según el cual el BCE podía intervenir realizando compras de deuda pública sin límite de cantidades cuando los países expuestos a la crisis de deuda soberana sufriesen presiones no justificadas por la evolución de sus indicadores económicos.

Estas acciones del BCE, junto con los pasos dados en el ámbito de autoridades políticas europeas para avanzar hacia la Unión Bancaria y el avance de las políticas de consolidación fiscal y de reformas estructurales de los países, marcaron un punto de inflexión en el desarrollo de la crisis de la deuda soberana, pues los mercados las interpretaron como una protección suficientemente eficaz frente al riesgo de una ruptura del euro.

Todas estas actuaciones tuvieron un impacto especialmente favorable en el caso de la economía española, que, tras los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal, había quedado situada, junto con la italiana, en primera línea de fuego. Los descensos de los tipos de interés contribuyeron a suavizar las condiciones extremadamente adversas de financiación en las que se llegó a colocar la economía. Pese a ello, dado que no se terminó de restaurar la integridad en el proceso de transmisión de la política monetaria, dichos descensos no se tradujeron en un abaratamiento de las condiciones de financiación de empresas y familias españolas ni en una relajación de las condiciones de la concesión de crédito por parte de un sistema bancario afectado por un profundo proceso de reestructuración y recapitalización.

La parte más visible de la eficacia de la acción del BCE se puso de manifiesto durante el período que va del verano de 2011 al verano de 2012, cuando mayores eran las expectativas de que la economía española podía llegar a requerir un programa de rescate de una dimensión difícilmente asumible por las estructuras vigentes de la UEM.

En el verano de 2011, la reactivación del Programa para los Mercados de Valores sirvió, junto con las medidas de política económica que se adoptaron internamente, para detener y revertir el aumento del riesgo soberano. No obstante, la incapacidad de la economía española para renovar los vencimientos de la deuda mantenida por los no residentes, que determinaba una creciente dependencia de las entidades de crédito españolas de la financiación del Eurosistema, hizo perdurar la incertidumbre.

Como puede apreciarse en el gráfico, a mediados de 2012 ya se habían ejecutado salidas financieras netas por valor de unos 300 miles de millones de euros, los cuales solo pudieron ser cubiertos gracias a un aumento de la financiación proveniente del Eurosistema, terminándose por alcanzar una cifra de 400 miles de millones de euros. La mayor parte procedió de las subastas especiales a tres años, lo que, además de suplir eficazmente el absoluto bloqueo de la financiación de mercado, ayudó a dejar de lado la idea de que el parón de la financiación externa no permitiría a España salir de manera más o menos rápida de la segunda recesión.

A la vista de los resultados, podríamos afirmar que la Unión Monetaria funcionó correctamente, financiando la aguda crisis de balanza de pagos que sufría la economía española como resultado conjunto de su elevado endeudamiento externo y de la desconfianza de los mercados. No obstante, cabe remarcar que la financiación del Eurosistema solo fue una solución transitoria. De hecho, algunos países criticaron duramente dicha medida por los riesgos que conllevaba para los países prestamistas. Por eso, el riesgo soberano de España respecto al bono alemán a 10 años continuó creciendo, hasta alcanzar los 638,42 puntos básicos, un valor muy próximo a la zona en la que otros Tesoros perdieron el acceso a los mercados y tuvieron que solicitar el rescate.
Así, la situación de la economía española no empezaría a estabilizarse hasta que el BCE adoptó su acción más decisiva para asegurar la estabilidad del euro, el anuncio y el diseño de las OMT. Fue a partir de ese momento cuando los diferenciales de riesgo empezaron a revertirse, alcanzándose a finales de 2013 niveles inferiores a los del verano de 2011. Además, la recuperación de la confianza y la disminución del riesgo permitieron la reaparición de la financiación externa y la progresiva disminución de la dependencia de la financiación del Eurosistema, el cual se redujo a la mitad en relación con los volúmenes máximos alcanzados.


Balance sobre la concesión de las ayudas

La desmesurada crisis que ha sacudido España desde 2008, muy marcada por la integración casi ilimitada en la dinámica de las finanzas internacionales, ha comportado un peligroso incremento de los niveles de endeudamiento público que, como hemos señalado y de acuerdo con el Protocolo de Déficit Excesivo (PDE), ha llegado a superar el 100% del PIB.

De este modo, los persistentes y elevados déficits primarios, los recursos destinados al proceso de reestructuración del sistema financiero, las contribuciones a los mecanismos de rescate europeos y la creciente carga de intereses acumulados durante el período, han disparado en pocos años la ratio de deuda.

Las acciones adoptadas por el BCE para combatir la crisis de la deuda soberana y asegurar la supervivencia del euro han sido especialmente favorables para evitar el ahogo financiero de la economía española y facilitar su permanencia en la UEM sin necesidad de solicitar un verdadero rescate. De hecho, tanto la decisión del BCE de embarcarse en nuevas inyecciones masivas de liquidez al plazo de tres años como el lanzamiento de las OMT, resultaron decisivas para evitar un colapso financiero de la economía española.

Pese a ello, la capacidad de actuación del BCE se ha mostrado limitada y ha quedado patente que la resolución de los problemas de fondo depende en última instancia del fortalecimiento del marco institucional de la propia UEM así como de la capacidad de la política económica nacional para encauzar los desequilibrios y establecer las bases de una nueva senda de crecimiento.

En este sentido, España, además de trabajar en la finalización exitosa del proceso de reestructuración y saneamiento del sector financiero y llevar a cabo un exhaustivo control del déficit público para mantenerlo siempre en dimensiones controlables, debe implantar políticas que busquen con ahínco la mejora de la competitividad a medio plazo.

En concreto, es imprescindible que se fomente la competitividad de todas las actividades que tengan capacidad de vender bienes y servicios en los mercados globales, pues la mayoría de economistas coinciden en señalar que es de la demanda externa de donde pueden venir los principales impulsos para la recuperación y la creación de empleo. Por ello, el diseño de una verdadera estrategia industrial, la mejora tecnológica y educativa y la atención a la productividad total de los factores se presumen claves para un verdadero fortalecimiento de la economía española.


Referencias bibliográficas
- Banco de España (2015): “Informe Anual”.

- Banco de España (2008): “Informe Anual”.

- Banco de España (2014): “La acción del BCE y la economía española en los quince primeros años del euro”.  Boletín económico, febrero de 2014, Banco de España.

- Banco de España (2013): “La evolución de la deuda pública en España desde el inicio de la crisis”.  Boletín económico, julio-agosto de 2013, Banco de España.

- Banco de España (2017): “La evolución de la deuda pública en España en 2016”.  Boletín económico, mayo de 2017, Banco de España.

- Banco de España (2016): “La evolución de la deuda pública en España en 2015”.  Boletín económico, mayo de 2016, Banco de España.

- Círculo de Empresarios (2015). “Informe trimestral. Situación de la economía española”. Tercer trimestre de 2015, Madrid, Círculo de Empresarios.

- Sirvent Zaragoza, G. (2012): “Nuevo análisis sobre la crisis de la deuda en Europa”.  Documento Opinión, Instituto Español de Estudios Estratégicos.

- Malo de Molina, J. L. (2009). “Los retos de la economía española en la crisis financiera internacional”. Boletín Económico, febrero, Banco de España.

- Gual, J. (2013): “Unión bancaria: ¿de hormigón o de paja?. Papeles de Economía Española, nº137, noviembre, Madrid.

- Coeuré, B. (2013): “El mecanismo único de resolución: por qué se necesita. Papeles de Economía Española, nº137, noviembre, Madrid.

- López, J. (2013). “Crisis de deuda pública del Estado español y la Unión Europea. ¿Causa o consecuencia?”. Universidad Complutense de Madrid.

- Lenza, M., Pill, H. y Reichlin, L. (2010): “Monetary Policy in Excepcional Times”. Documento de trabajo nº1253, Fráncfort, Banco Central Europeo.

- Woodford, M. (2012): “Methods of Policy Acommodation at the Interest-Rate Lower Bound”. 2012 FRB Kansas City of Economic Policy Symposium, Jackson Hole, WY.

- Reinhart, C. M. (2013). “Asia Chartbook: Crises, Credit and Debt, 1835-2013”. NBER Working Papers nº19655, National Bureau of Economic Research, Inc.

- Pérez, F. (2010): “España ante la crisis: condicionantes internos y externos”. Mediterráneo Económico, 18.

- Torrero, A. (2010): “La crisis en la Unión Monetaria Europea”. Mediterráneo Económico, 18.

- Arias, X. C. y Costas, A. (2011): “La torre de la arrogancia”. Ariel.

- Costas, A. (2010): “¿Quién tirará ahora de la economía y del empleo?”. El País, 17 de agosto de 2010.

- Cour-Thimann, P. y Winkler, B. (2013) “The ECB's non-standard monetary policiy measures. The role of institutional factors and financial structure”. Documento de trabajo nº1528, Fráncfort, Banco Central Europeo.



Páginas